Las diversas técnicas de preservación de alimentos, han ido cambiando a través de los años. Pero, se trata de procesos esenciales para evitar en gran medida que los alimentos se contaminen. Es preciso mencionar que, cada tipo de alimento amerita un determinado método de preservación, conforme a sus propiedades. Antes de entrar en detalles, sobre los métodos que se utilizan para la conservación, comenzaremos por la definición de preservación de los alimentos.

 

Definiendo la conservación de alimentos

 

El proceso de preservación o conservación de los alimentos se refiere a técnicas específicas que permiten mantener en buenas condiciones y durante un lapso considerable los alimentos. Y es que los microorganismos son los principales causantes de la descomposición de estos elementos.

Es por esta razón que existen técnicas y métodos especializados que permiten que se puedan conservar con un largo tiempo, evitando su descomposición.

 

Métodos de conservación de alimentos

A continuación, mencionaremos algunos de los métodos más usados para la conservación de los alimentos:

 

Congelación

 

Consiste en una técnica permite someter a los alimentos a temperaturas de menos 0 °C. Generalmente, se ubican en -4 °C, para conseguir que el calor externo llegue a descomponer los alimentos. Mediante este nivel de temperatura, los procesos de las enzimas presentes en los microorganismos son detenidos. Es decir, en este caso dichos microorganismos no serán eliminados, sino que se conservarán en estado de hibernación.

Es importante tener presente que la cadena de frío debe mantenerse siempre. En caso de que se rompa, los microorganismos comenzarán a descomponer los alimentos.

 

Refrigeración

 

Es otro de los métodos de preservación de los alimentos, consiste en mantenerlos a temperaturas bajas. Pero en esta ocasión se suele usar 5 °C. Esta técnica aplica la cadena de frío para alimentos frescos que necesitan estas temperaturas sin alcanzar el estado de congelación. Igualmente, se debe tener presente no romper el ciclo de cadena de frío en ningún momento.

 

Calentamiento

 

Este proceso de calentamiento también forma parte de los métodos de preservación de alimentos, como pasteurización, cocción, ebullición, esterilización, entre otros.

 

Deshidratación o secado de alimentos

 

El estado de deshidratación, permite que los alimentos no puedan descomponerse. Esta técnica es aplicada en: pasas, legumbres o semillas. Se usa frecuentemente para conservar en buen estado los alimentos por largos periodos de tiempo. Hay dos formas de deshidratación: secado natural, que se realiza mediante el sol, y secado artificial, a través de secadoras, hornos o túneles.

 

Enlatado

 

A través de esta técnica, se esteriliza el alimento y el envase. Luego se añade el esterilizado y se cierra de forma hermética. En este caso, los recipientes pueden ser de materiales diferentes.

 

Encurtido

 

Para este método se agrega sal a los alimentos y luego vinagre. Es una técnica de preservación que puede ser aplicada a pescados, vegetales y carnes.

 

Concentración de azúcar

 

Al incrementar los niveles de azúcar en ciertos alimentos se frena el proceso de crecimiento de las bacterias. De igual manera, existe la posibilidad de sellar al vacío y se tapan herméticamente. Un ejemplo de aplicación de este método lo podemos ver en las mermeladas y algunas conservas con azúcar.

 

Ventajas y desventajas de la conservación de alimentos

 

Existen varias ventajas que podemos descartar de los métodos de preservación de los alimentos, entre ellas se destacan las siguientes:

  • Se pueden conservar en mejores condiciones.
  • Facilita el proceso de traslado de alimentos.
  • Mejora la calidad sanitaria de los alimentos.
  • Permite prolongar el buen estado de los alimentos con el paso del tiempo.
  • Son métodos que permiten perder menos cantidad de alimento y reducir considerablemente los gastos.

 

Algunos alimentos pueden incluso perder las propiedades que lo conforman, siempre y cuando la técnica de conservación aplicada no sea la adecuada. Igualmente, pueden perder nutrientes, por tanto, es importante tener en consideración el tipo de alimento y la técnica idónea a utilizar y nunca romper la cadena de frío, según sea el caso.

 

Estos métodos y los demás agentes de textura alimenticia son fundamentales para poder mantener los alimentos en óptimas condiciones para su consumo. Ciertas técnicas las usamos en casa, mientras otras son empleadas por grandes cadenas de alimentación.

 

Es por esta razón que, hay varias formas que se pueden aplicar y permiten aprovechar al máximo de sus ventajas, conservando los alimentos por mucho tiempo. Por ello, apoyarse en servicios profesionales para la aplicación de estas y otras técnicas como el sistema conservador para lácteos, es lo más apropiado para conseguir resultados satisfactorios en este ámbito.

 

¿Por qué elegir la mejor empresa DVA?

 

A la hora de conseguir los mejores métodos de preservación de alimentos, nada mejor que recurrir a DVA. Mediante nuestros sistemas de APPENMIX y productos disponibles, se puede conseguir un trato de los alimentos y bebidas efectivo, garantizando su buen estado de consumo. Pueden contactarnos al (55) 2122 0400 para solicitar información y una cotización según sus requerimientos o llenando con sus datos nuestro formulario.