En la actualidad muchas personas prefieren el uso de edulcorantes naturales y artificiales como sustituto del azúcar. Ya que esta última se caracteriza por su rápida absorción y aportación calórica, la cual se convierte en insulina y esta es dañina en personas que padecen enfermedades, como la diabetes que daña el páncreas. También se está viendo el posible beneficio de los edulcorantes como una forma de combatir la obesidad, problema que se agrava cada vez más en todo el mundo atacando principalmente a nuevas generaciones.

¿Qué son los edulcorantes?

Los edulcorantes son sustitutos de azúcar, sustancias que sirven para dar un sabor dulce a los alimentos y a las bebidas. Hay de alto y bajo valor calórico, entre los que encontramos los edulcorantes naturales y artificiales, aunque se considera que la mayoría de los edulcorantes de bajo valor calórico son artificiales. Los edulcorantes se caracterizan por ser varias veces más dulces que el azúcar común de mesa, por lo tanto, se usa una menor cantidad comparado con la sacarosa o azúcar común para endulzar los alimentos.

Usar edulcorantes aún está en controversia, sin embargo, algunas investigaciones declaran que sirve para personas que padecen de diabetes o que desean perder peso. Lo cierto es que los nutriólogos suelen recomendar los edulcorantes como sustituto del azúcar por su baja aportación calórica en proporción a lo que aporta el azúcar que sale de la caña o de remolacha.

¿Cuál es la diferencia entre los edulcorantes naturales y los artificiales?

Se consideran como edulcorantes naturales a los zumos y néctares de frutas, la miel, la melaza, el jarabe de arce, entre otros. Se les llama naturales porque, como podemos ver, provienen de frutas y vegetales y son sometidos a diferentes procesos para que puedan ser usados en los alimentos y bebidas.

Están los que aportan calorías, pero que tienen un proceso artesanal, como la miel de abeja y la miel de maple que es muy famosa en Canadá, que es extraída del árbol de Maple, y los alimentos que por naturaleza contienen su propia cantidad de sacarosa, glucosa, fructosa y lactosa, como frutas y vegetales.

Por otro lado, los edulcorantes artificiales son los que han tenido una modificación en su naturaleza, su sabor es muy intenso, por lo cual sólo se requiere de una pequeña cantidad para endulzar los alimentos y las bebidas. Entre estos edulcorantes se encuentran el jarabe de maíz, el xilitol que es extraído del alcohol de las azúcares, también encontramos al aspartame, la sucralosa, entre otros.

¿Para qué se usan los edulcorantes?

El uso de los edulcorantes naturales y artificiales varía ampliamente para los alimentos y las bebidas. Por ejemplo, los edulcorantes artificiales suelen ser usados en bebidas, como los refrescos, productos horneados, dulces, postres, para alimentos enlatados, en las mermeladas, incluso en productos lácteos. Aunque, parece que su uso está ampliamente difundido dentro de la industria, también podemos encontrar edulcorantes artificiales de uso doméstico que suelen usarse para hornear o cocinar.

¿Beneficios de los edulcorantes naturales y artificiales?

Como ya se mencionó más arriba, el beneficio que se le ha encontrado a los edulcorantes naturales y artificiales lo podemos encontrar para las personas que padecen diabetes, ya que no son carbohidratos a diferencia del azúcar común, por lo tanto, no elevan los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, es muy importante que las personas con diabetes consulte a su médico antes de consumir cualquier tipo de edulcorante.

Así mismo, los nutriólogos han encontrado un beneficio en la sustitución del azúcar por los edulcorantes para las personas que quieren bajar de peso prácticamente porque no contienen calorías.

En algunas ocasiones la mezcla de edulcorantes se realiza para que estos alcancen una sensación al gusto de dulzor más natural, la cual a veces puede ser notablemente diferente del sabor del azúcar a la que está acostumbrado el consumidor. Igualmente se puede usar este tipo de mezclas entre los edulcorantes porque en ocasiones su uso en bebidas y alimentos pueden dejar un sabor amargo, por eso frecuentemente se mezclan entre sí para minimizar este sabor desagradable al gusto.

Algunos alimentos, además de llevar edulcorantes, es necesario que se les agreguen estabilizantes naturales para ayudarlos a tomar su composición natural, se pueden mezclar sin problema en los alimentos. Existen los espesantes, que como su nombre lo indica ayudan a espesar como en el caso de las mermeladas, los gelificantes, que los encontramos en las gelatinas, y los estabilizantes, como la pectina que ayudan a mantener el sabor de fruta en el refresco.

Si te interesa saber más sobre el manejo de los edulcorantes naturales y artificiales dentro del proceso de la industria alimentaria, en Apennmix contamos con soluciones acordes a las necesidades de nuestros clientes para que nuestro cliente entregue un producto final de calidad a su consumidor. Puede ponerse en contacto con nosotros al teléfono (55) 2122 0400 en México, al (33) 3125 5159 para Guadalajara y al (81) 8386 6575 para Monterrey.